domingo, 10 de junio de 2007

Reseña del Libro “Los Desafíos de la Gerencia para el Siglo XXI”

La reseña del libro la haré en dos partes. En la primera parte, presentaré un resumen de los capítulos y en la segunda parte, puntualizaré mi opinión acerca de cada uno de ellos.

En el libro, “Los Desafíos de la Gerencia para el Siglo XXI”, Peter Drucker indica que estamos viviendo un período de profunda transición y cambios que impulsan, en los países desarrollados, en los países emergentes, en las organizaciones y en los ejecutivos, la aparición de nuevos desafíos que no han sido comprendidos a cabalidad. Plantea la existencia que seis (6) grandes desafíos en la administración de las organizaciones modernas y su efecto en la gerencia: los nuevos paradigmas de la gerencia, la estrategia, el líder del cambio, los desafíos de la información, la productividad de quienes trabajan con el conocimiento y la administración de uno mismo. A cada uno de estos desafíos, los descompone en otros más específicos, dedicando un capítulo por desafío.

En cuanto al primer desafío, los nuevos paradigmas de la gerencia, resalta que las instituciones deben administrarse como el órgano de la sociedad que está para producir resultados y lo que incumbe a la gerencia es todo aquello que afecta al desempeño de la institución y a sus resultados, sean en el interior o en el exterior, encuéntrense bajo el control de institución o totalmente fuera de él. El autor establece que en toda organización deben existir principios básicos: la organización debe ser transparente, las personas tienen que conocer y comprender la estructura organizacional donde laboran, alguien en la organización tiene que tener autoridad para tomar la decisión final en un aspecto dado, en una crisis alguien tiene que estar a cargo y que la autoridad sea conmensurable con la responsabilidad. También establece que no hay una estructura única para las organizaciones y sugiere que la apropiada será la que se adapte a su cometido.

El segundo desafío trata sobre la estrategia. Drucker argumenta que la estrategia es el medio que convierte la teoría del negocio en desempeño, entendiéndose ésta, lo que asume la organización acerca de qué es su negocio: objetivos, cómo define los resultados, quiénes son sus clientes, qué es lo que los clientes valoran y pagan. En la opinión del autor, cuando no se obtienen los resultados planteados o aparecen éxitos imprevistos, es el momento de replantear la teoría del negocio y su estrategia. Actualmente hay cinco fenómenos que están actuando sobre las estrategias de las organizaciones: la tasa de natalidad descendente en el mundo desarrollado, modificaciones en la distribución del ingreso disponible, definición del desempeño, la competitividad global, la creciente incongruencia entre la globalización económica y el fraccionamiento político. Esos fenómenos crean unas nuevas realidades en un entorno turbulento y de cambios y de transformación económica, social, política y tecnológica. Remata Drucker que todavía no se tiene una estrategia para esos fenómenos, no obstante, debe buscarse para afrontar los retos y vencerlos; de esta forma, puede esperarse el éxito y la prosperidad.

El líder del cambio es el tercer desafío. El autor señala que el cambio no se puede administrar; hay que aceptarlo como la norma y la organización debe liderarlo para sobrevivir. Un desafío central de la gerencia en el siglo XXI es convertir a la organización en líder del cambio, buscándolo y viéndolo como una oportunidad. Esto exige como requisito: políticas para forjar el futuro, métodos sistemáticos de buscar el cambio y adelantarse a él, la manera correcta de introducir el cambio tanto dentro como fuera de la organización, políticas para equilibrar el cambio y la continuidad. Ofrece como fórmula forjar el futuro.

Los desafíos de la información son tratados como el cuarto desafío. El escritor plantea que estamos viviendo una nueva revolución de la información, la cual invadirá a todas las instituciones de la sociedad; esta revolución transformará el significado de la información tanto para las empresas como para los individuos. Señala que el ejecutivo (el gerente) no ha empleado suficientemente la nueva tecnología porque ésta se centra en los costos y no en lo que asegura el éxito, como son las decisiones estratégicas para la creación de valor y riqueza.

El ejecutivo para crear riqueza requiere de una caja de herramientas, centrada en la información, que le permita diagnosticar la administración del negocio. También se necesita información organizada acerca del entorno para definir la estrategia de la organización, complementada con la observación personal y directa. La información plantea los siguientes desafíos: qué información necesita, qué información deben suministrar a los demás y qué métodos debe desarrollar para convertir el caos de los datos en información organizada.

Elevar la productividad de quienes trabajan en el conocimiento, constituye el quinto desafío de la gerencia del siglo XXI. En el siglo XX, el activo más valioso de las empresas era su equipo de producción; en el siglo XXI serán los empleados que trabajen con el conocimiento y la productividad de éstos impriman a la organización, con su poder de generar riqueza. La capacidad de sobrevivir de las organizaciones dependerá cada vez más de su capacidad para atraer y retener esas las personas.

Seis factores principales determinan la productividad de quien trabaja con el conocimiento. Primero, depende de la pregunta ¿cuál es la tarea?. Segundo, debe ser responsable, autodirigirse y tener autonomía. Tercero, La innovación continuada ha de ser parte del trabajo, la tarea y la responsabilidad de quienes trabajan con el conocimiento. Cuarto, el trabajo de conocimiento exige aprendizaje continuo de parte del trabajador pero también una enseñanza continua de su parte. Cinco, su productividad no es sólo cuestión de cantidad, sino de calidad. Sexto, este trabajador es un activo y deben desear laborar para la organización por encima de toda otra oportunidad. Concluye el capítulo, sugiriendo el replanteo del propósito de de la organización empleadora y de su gerencia como un propósito doble: satisfacer a los dueños legales, como accionistas y satisfacer a los propietarios del capital humano, los trabajadores del conocimiento.


Drucker finaliza el libro con el lo que él llama el desafío de la administración de uno mismo. Sugiere que los trabajadores tendrán que situarse dónde puedan hacer el máximo aporte y tendrán que aprender a desarrollarse por sí mismos. Plantea que la vida laboral promedio será de 50 años, especialmente para las personas que trabajan con el conocimiento; en esas circunstancias deben prepararse esa nueva realidad. Estas personas tienen que plantearse varias preguntas y responderlas: ¿quién soy? ¿Cuáles son mis aptitudes? ¿Cómo trabajo? ¿Dónde debo estar? ¿Cuál es mi aporte? También tiene que asumir la responsabilidad de sus relaciones y planificar la segunda mitad de su vida. Por último, Drucker, resume lo tratado con la frase “el tema del libro es futuro de la sociedad”.

Acerca de los planteamientos hechos por Peter Drucker, opino que son muy racionales y están bien argumentados, no obstante, tengo algunas observaciones. Estoy convencido que el título es muy ambicioso pues uno espera “los desafíos” y no “algunos desafíos”. En ese sentido, se nota ausencia de temas vitales para la gerencia de hoy día, como lo son: responsabilidad social de la organización, el ambiente, Internet, redes de valor, organizaciones inteligentes y organizaciones virtuales, entre otros. Por supuesto hay que reconocer que solamente un libro no puede ser exhaustivo en todo lo referente a los desafíos de la gerencia. Además, después de 1997, fecha de impresión de la versión original del libro en inglés, se han generado nuevos conocimientos en esta área tan dinámica como lo es la gerencia organizacional.

En cuanto al primer desafío, los nuevos paradigmas de la gerencia, estoy totalmente de acuerdo pues le da, en cierta forma, una visión sistémica general a sus planteamientos, al considerar el entorno de las organizaciones, aún sin referirse a la responsabilidad social y a los elementos que en ellas interactúan.

El lo referente al segundo desafío, la estrategia, considero que está obviando la presencia de la tecnología de la información y comunicación (TIC´s) como elemento fundamental en la estrategia competitiva de las organizaciones de hoy día. Noto énfasis en lo que se refiere a los costos como elemento central en el establecimiento de la estrategia; en las modernas organizaciones es un factor importante, entre otros de igual peso, como es el caso de las TIC´s.

El líder del cambio es el tercer desafío. Mi percepción es que el autor cae en una contradicción al señalar que el cambio no se puede administrar y posteriormente indica la necesidad de que la organización realice unas determinadas actividades, que de una manera general, implican la administración del cambio. Por ejemplo, Drucker, sugiere que la empresa defina políticas para forjar el futuro, métodos sistemáticos de buscar el cambio y adelantarse a él, la manera correcta de introducir el cambio tanto dentro como fuera de la organización, políticas para equilibrar el cambio y la continuidad. A mi parecer lo anterior implica administración del cambio.

Los desafíos que plantea el manejo de la información, a los gerentes del Siglo XXI, lo considero muy bien tratado en el libro. Drucker le da la importancia que tiene esa nueva función del gerente actual. Lo apoyo totalmente en su planteamiento referente a la necesidad de una tecnología con más aporte de valor al trabajo gerencial; y la necesidad de que el gerente aprenda a usar la información como medio para crear riqueza en la administración de la organización. Creo en la necesidad de incluir acá las organizaciones virtuales y el desafío que ellas plantean para la gerencia.

En el capítulo referido al quinto desafío, elevar la productividad de quienes trabajan en el conocimiento. Estoy totalmente de acuerdo con la importancia de ese tipo de trabajadores. En mi opinión, Drucker puntualiza factores vitales para elevar la productividad y que están vigentes, aún para los trabajadores de esta era postmoderna; esos factores configuran lo que actualmente se conoce como empowerment, aunque el autor no lo indica. Para hacer más completo el capítulo, considero la necesidad de introducir lo referente a las organizaciones inteligentes por su relación con los trabajadores del conocimiento.

El sexto desafío, la administración de uno mismo, solamente trata de la administración del individuo dentro de la organización. En ese sentido, debería replantearse el título, por ejemplo, como “administración de uno mismo en la vida organizacional”, para darle la especificidad que el autor expone. Aunque comparto plenamente los argumentos de Drucker, en este capítulo, no debería quedarse solamente en plantear las preguntas que debe hacerse y responder el empleado. El autor debería sugerir “una manera” de vincular la administración de uno mismo con la administración de la organización a la que sirve.

Dentro de la perspectiva del presente análisis general del libro “Los Desafíos de la Gerencia para el Siglo XXI” de Peter Drucker, lo considero importante para un estudiante de Doctorado en Gerencia por la visión que presenta y por la autoridad del autor en temas gerenciales. Como todo libro, muestra el pensamiento de un hombre pero debido a su amplia experiencia y trayectoria, la información es confiable.


Carlos Primera

Referencia Bibliográfica.

Drucker P. 2002. Los Desafíos de la Gerencia para el Siglo XXI. Grupo Editorial Norma: Colombia. Traducción Margarita Cárdenas. Título Original: Management Challenges for the 21 century.

1 comentario:

Ximenita dijo...

Interesante su análisis, justo lo he necesitado a 1 año de su aporte en internet. Quisera adquirir justamente éste libro de P. Drucker, pero no he podido conseguirlo en Mérida, que es donde vivo, si Ud. conoce un sitio en que pueda ubicarlo le agradecería me informara al respecto. Muchas gracias.